Plan de trasvase de arena de la zona de Machina a la zona de las “Dos Rampas”

Machinas

Uno de los principales atractivos que ofrece la localidad cántabra de Santoña, especialmente en verano, son sus zonas costeras. Unos rincones naturales que reciben una gran cantidad de visitas, tanto de turistas como de sus propios habitantes. Sin embargo, en los últimos meses se ha constatado una pérdida paulatina de arena, que ha dejado al descubierto una gran cantidad de piedras que dificulta realmente poder disfrutar en condiciones una de las playas urbanas más envidiables del mar Cantábrico.

El plan de trasvase

Con el objetivo de hacer frente a esta situación, se ha llevado a cabo un plan de trasvase de arena de la zona de Machina a la zona de « las dos rampas”. Hace semanas, se ha aprovechado una notable bajada de la marea, para realizar una intervención importante que facilite trasvasar la cantidad de arena adecuada, y así poder volver a disfrutar de las temporadas pasadas, en que la playa estaba en perfectas condiciones.

Recuperar la presencia de arena se ha convertido en la premisa fundamental del consistorio de Santoña de cara a este verano. El plan es sencillo. De acuerdo al concejal de medio ambiente, la idea es rebajar la presencia de arena en aquellas zonas que tienen un exceso de arena, y llevarla a los lugares que han sufrido un descenso paulatino, como es el tramo de « las dos rampas”, que ha desvelado un alta presencia de piedras y cantos que en muchas ocasiones incomodan a los bañistas que quieren disfrutar tumbados en la toalla de un día de playa.

Imposibilidad de retirar las piedras actuales

La actual ley de costas no permite retirar las piedras y cantos que se encuentran en las playas de Santoña, ya que esto solo está previsto para otro tipo de materiales como ladrillos, o escombros. Ante esto, el único camino viable es rellenar las zonas que tienen estos cantos, con arenas procedentes de zonas como la Machina. Un proceso que se prevé que en pocas semanas se pueda apreciar de manera palpable, recuperando el nivel apropiado de arena de la zona, tan característico en años pasados, que permitía disfrutar con todas las garantías de esta zona de Cantabria.

Un problema a nivel global

Tras intentar averiguar los motivos y razones principales por el que se ha perdido arena en las playas principales, todo apunta a que el cambio climático global es uno de los actores principales en este problema. A pesar de que las corrientes marinas pueden haber influído, al cambiar y propiciar que se desplacen los arenales, se estima que hay algo más generalizado que afecta a otros muchos puntos de Cantabria y del norte en general.

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *